6S Gestión ajustada: Tu guía completa

En muchas industrias, el control de la contaminación a nivel del suelo es un aspecto crítico para garantizar procesos de alta calidad, seguros y eficientes. La contaminación puede proceder de diversas fuentes, como las actividades humanas, la maquinaria o las materias primas. Para mantener un entorno limpio e higiénico es necesario un enfoque sistemático del control de la contaminación a nivel del suelo. Uno de estos enfoques se basa en el método lean 6s.

¿Qué son las 6S Lean?

El método lean 6S es un marco para lugares de trabajo y organizaciones que promueve el uso eficiente y eficaz de los recursos, mejorando al mismo tiempo la calidad, la seguridad y el compromiso de los empleados.

Las 6S del método lean 6S significan:

  • Clasificar
  • Poner en orden
  • Brilla
  • Normaliza
  • Sostén
  • Seguridad

6S Lean, 6S Lean Management

Exploremos cómo pueden aplicarse estos principios al control de la contaminación a nivel del suelo.

Los Principios de la Gestión Lean 6S

Clasificar

El primer paso es determinar qué es esencial y qué no lo es. Esto significa identificar lo que debe estar en el suelo y eliminar todo lo que sea innecesario o suponga un riesgo de contaminación. Clasificar ayuda a reducir el desorden y a crear más espacio, lo que facilita la limpieza y la inspección.

Encontrar la solución de suelo adecuada para el control de la contaminación en esta fase es fundamental para garantizar que minimizas el riesgo de contaminación por zapatos y ruedas en tus entornos de sala blanca.

Poner en orden

El siguiente paso es establecer una disposición organizada y estructurada de los equipos y materiales en el suelo. Esto implica crear una identificación visual clara de cada artículo, asignarle un lugar de almacenamiento adecuado y etiquetarlo apropiadamente. Un suelo bien organizado ayuda a reducir el riesgo de contaminación cruzada, facilita la limpieza y mejora la eficacia.

Este paso garantiza que dispongas de la mejor configuración para el procedimiento de colocación de batas en la sala blanca, a fin de eliminar los riesgos de contaminación durante el proceso de colocación de batas.

Brilla

El paso del brillo consiste en limpiar a fondo el suelo, el equipo y las zonas circundantes. Una limpieza regular ayuda a eliminar la suciedad, los residuos y otros contaminantes que pueden suponer un riesgo para el producto o el proceso. También ayuda a mejorar la vida útil del equipo y a mantener un entorno de trabajo seguro para los empleados.

Normaliza

Normalizar implica crear un conjunto de procedimientos para limpiar y mantener el nivel del suelo. Esto incluye establecer prácticas de trabajo estándar, desarrollar programas de limpieza y realizar inspecciones periódicas para garantizar su cumplimiento. La normalización crea coherencia en el proceso de limpieza, lo que ayuda a reducir las variaciones y a eliminar los residuos.

Sostén

El paso de sostener implica crear una cultura de mejora continua y mantener la limpieza e higiene del suelo. Esto significa implicar a los empleados en el proceso, impartir formación periódica y revisar y actualizar regularmente los procedimientos. El mantenimiento garantiza que se mantengan los logros conseguidos en los pasos anteriores y que el suelo permanezca limpio y libre de contaminación.

Los suelos de control de la contaminación de larga duración pueden ayudar a dar este paso. Con una vida útil del producto de entre 3 y 5 años, las soluciones de suelos poliméricos de Dycem garantizan que el entorno de tu sala limpia mantenga su limpieza y eficacia durante más tiempo que otros productos disponibles. (enlace)

Seguridad

El último paso es asegurarse de que el nivel del suelo es seguro para que trabajen los empleados. Esto significa identificar y eliminar cualquier peligro, como suelos resbaladizos, bordes afilados o cables expuestos. Un entorno de trabajo seguro fomenta el bienestar de los empleados y reduce el riesgo de accidentes, que pueden provocar contaminación.

Resumiendo la Gestión Lean 6s

Las 6S de la gestión ajustada proporcionan un enfoque estructurado del control de la contaminación a nivel de planta, que mejora la eficacia, reduce los residuos y crea un entorno de trabajo limpio y seguro. El control de la contaminación a nivel del suelo es fundamental para garantizar procesos de alta calidad, seguros y eficientes. Aplicando las 6S lean, las organizaciones pueden mantener un suelo higiénico y minimizar los riesgos de contaminación.

Related Blogs