4 consejos para las estrategias de control de la contaminación

En Dycem, nuestro principal objetivo es ayudar a mantener tus instalaciones libres de contaminación. Por tanto, aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta cuando pienses en estrategias de control de la contaminación en tu organización.

No ignores la contaminación a nivel del suelo

Lo creas o no, el 80% de la contaminación entra en tus zonas críticas a través de la contaminación a nivel del suelo, incluso en los pies y las ruedas. Esto hace que sea vital establecer medidas para atrapar la contaminación a nivel del suelo en las zonas críticas, con el fin de mantenerlas lo más libres de contaminación posible.

Hay muchas soluciones para controlar la contaminación a ras de suelo, como las alfombrillas adhesivas, los sobrecalzados y los baños de pies. Sin embargo, se ha demostrado que los suelos poliméricos, como Dycem CleanZone, son el método más eficaz para atrapar la contaminación. Las soluciones de control de la contaminación para suelos de Dycem capturan y retienen hasta el 99,9% de la contaminación transmitida por pies y ruedas. En comparación, los investigadores de GlaxoSmithKline descubrieron que las alfombrillas adhesivas sólo son un 27% eficaces para prevenir la contaminación transmitida por los pies y las ruedas.

Si te interesa saber más sobre las opciones de contaminación a nivel del suelo para tu sala blanca o entorno crítico, hemos elaborado una guía de ayuda en la que se comparan los distintos métodos de control de la contaminación.

Dar prioridad a la higiene personal

Uno de los mayores riesgos de las instalaciones con áreas críticas son las personas que trabajan en ellas. De hecho, ¡los humanos generamos entre 5 y 10 millones de partículas de piel, suciedad y pelo, por minuto! La mera acción física del personal que entra en un entorno crítico y desprende estas partículas puede contaminar la zona. El personal también puede introducir accidentalmente partículas contaminantes a través de materiales externos, por ejemplo, perfumes, lociones y desodorantes, o por llevar un atuendo inadecuado.

Es fundamental que cada centro disponga de formación del personal. Algunos ejemplos de esta formación pueden ser la higiene personal y las técnicas asépticas. Las instalaciones también deben tener un protocolo establecido de uso de batas en salas limpias, con personal formado sobre los métodos y la importancia de una buena técnica de uso de batas.

Cuidado con lo que no ves

Muchas formas de contaminación no siempre son visibles. Estos tipos de contaminantes pueden ser especialmente peligrosos para las zonas críticas. Pueden ser microbios como la Salmonella y la E. coli, sustancias químicas o toxinas, e incluso partículas finas suspendidas en el aire, como el polen y las esporas de moho.

Todos los productos Dycem tienen propiedades antimicrobianas para una mayor protección. El aditivo antimicrobiano BioMaster se añade a nuestros productos y utiliza tecnología de iones de plata para reducir e impedir el crecimiento microbiano por contacto. Los suelos Dycem también capturan hasta el 75% de las partículas suspendidas en el aire, además de retenerlas para que no vuelvan a introducirse en la atmósfera.

Identificar y controlar los riesgos

Es imprescindible identificar los riesgos potenciales en tu área crítica para que puedas planificar cómo reducir cada uno de ellos. También es imprescindible controlar el entorno. Llevar un registro de los tipos de contaminación presentes en tu entorno te ayudará a determinar qué soluciones de control de la contaminación son necesarias para tus zonas críticas.

Ponte en contacto con Dycem hoy mismo para obtener la solución MÁS eficaz para controlar la contaminación a nivel del suelo.

Related Blogs